Razones por las que no logras conseguir trabajo

Si estas pasando por  una mala racha y no logras conseguir trabajo, no pierdas tu seguridad. Generalmente las razones de esto no estén ligadas con tus habilidades o capacidades, así que antes de perder la confianza en ti mismo, descubre las causas mas comunes por las cuales no recibes esa segunda llamada. 

¿Por qué no puedo conseguir el trabajo?

“¿Pero cómo? … ¿Por qué? …”  Son las preguntas que generalmente nos hacemos cuando recibimos otro correo de rechazo. La entrevista fue muy buena, una armonía de visiones, una atmósfera positiva: ¿pero qué salió mal? debe prepararse para leer el correo en que le explican como cuentan con demasiados candidatos a evaluar y le desean buena suerte en su futuro, otro baño de agua fría. No te desanimes, conseguir trabajo si es posible.

Con un buen estomago para escuchar la explicación, y una empresa que te proporcione las verdaderas razones por las cuales no  te ofrecen el empleo, quizá resultaría mas fácil ver el lado positivo de la situación y mejorar aquellos aspectos que te perjudicaron, pero normalmente lo único que se recibe es un correo genérico con respuestas herméticas (No eres tu, soy yo). 

Es por eso que hemos compilado una lista de 6 razones que pueden explicar razonablemente por qué no lograste conseguir un trabajo que ya considerabas tuyo. Seguramente ningún empleador lo admitirá, pero esto sucede desafortunadamente mucho más a menudo de lo que te puedas imaginar. Si crees que esto sucede porque todavía estás examinando anuncios de trabajo, sigue buscando un lugar que te valore.

VER: Como mejorar tu búsqueda de empleo

  1. No es lo tuyo.

Existen muchos tipos de personalidades y generalmente los grupos de trabajo se conforman con predominio de algunas de ellas. El reclutador muchas veces evalúa cómo interactúa el equipo de trabajo ligado directamente con la posición ofrecida, y evalúa las posibilidades del postulante de entrar armoniosamente en dicho grupo. Otro aspecto  tomado en cuenta son algunos rasgos específicos de la personalidad, los cuales puedan  ayudar al desempeño de la posición, como por ejemplo la extraversión en un puesto de ventas. 

CONSEJO: no tiene mucho sentido usar un tipo de personalidad que uno espera que otros aprecien; y sería difícil ser convincente incluso después de solo un mes de trabajo. El mejor consejo que podemos darte es que Seas tu mismo!. Si el selector no te entiende y no te contrata, es mejor que sigas buscando un trabajo adecuado para ti en otro lugar.

  1. Reflexiona sobre tu apariencia

Ya sabemos que lo que importa es lo de adentro, pero tu entrevistador es un ser humano y como tal está condicionados por lo que ve. Es por esto debemos cuidar la impresión que nuestro aspecto puede dar en la entrevista, sabiendo que podrá influir por supuesto en menor medida, en la apreciación final del reclutador.

CONSEJO: Haga un esfuerzo antes de presentarse para una entrevista y trate de no otorgar ninguna coartada al selector. Con esto nos referimos a aspectos como la buena presencia, higiene e imagen, y no a la apariencia física que nada tiene que ver con tu desempeño, a menos claro que estés optando por un puesto de modelo. 

  1. Y si hubiera exagerado?

Aquí está el escenario opuesto al anterior. Podrías ser el candidato que parece haber salido de una portada de moda y por esta razón no consigue el trabajo: has exagerado con cuidado en apariencia. Pero, ¿cómo puede esto costarle el lugar? Simplemente, su presencia podría alterar el equilibrio de la oficina en la que estaría trabajando. A los ojos del selector, podría ser un elemento que puede romper el equilibrio interno, incluso si esto no está claramente en sus intenciones.

CONSEJO: En realidad, muy pocos usos requieren un aspecto sorprendentemente fascinante. Si quieres que te tomen en serio y demostrar que no eres solo una cara bonita, asegúrate de demostrar concretamente tus habilidades y logros en tus actividades laborales anteriores.

  1. Alguien de … ha sido contratado

Los anuncios de trabajo están abiertos a todos. Sin embargo, también es probable que un viejo amigo o conocido que orbita la empresa lo proponga y, por lo tanto, tenga una ventaja sobre otros candidatos a la hora de conseguir trabajo.

CONSEJO: No lo tome como algo personal. A menudo sucede, y también podría sucederle si estuviera en una posición contraria; es inútil negar que la experiencia y el conocimiento son a menudo una combinación perfecta. 

  1. El personal interno ha sido contratado

¿Cómo sería decir? Si tenían la intención de promover a alguien, ¿por qué atraerlo con la promesa del trabajo perfecto? Puede suceder, pero no es un buen sentimiento …

CONSEJO: Bueno así es la vida. Déjalo ir y  busca otra oferta Es prácticamente imposible saber qué sucede en el backstage de las empresas, por lo que realmente no vale la pena estresarse.

  1. Hemos encontrado a alguien que podemos emplear mejor

La experiencia, parece que todos lo quieren, pero casi nadie esta dispuesto a dártela. Algunos empleadores parecen negociarlo: menor salario a cambio de la oportunidad de trabajar y hacer un currículum. Una elección difícil, pero en el mercado económico despiadado de hoy en día es una de las tácticas más extendidas entre los empleadores para reducir costos.

CONSEJO: Busque un trabajo que respete sus derechos y sus fortalezas. Un buen emprendedor no se basa en visiones a corto plazo o “deseo de desarrollo” para hacerlo una parte integral del proyecto de la compañía. Las posibilidades están ahí, incluso si la investigación puede ser desalentadora y tal vez incluso más. Siempre trate de pensar en positivo y dar el máximo cuando tengas la oportunidad de conseguir trabajo.