Aprende a vestir en una entrevista de trabajo

Consejos para vestir adecuadamente.

Todos hemos escuchado alguna vez la frase “Lo que importa es lo de adentro” para referirse a nuestra apariencia, pero cuando de una entrevista de trabajo se trata sabemos que la primera impresión suele ser la más importante. El vestir adecuadamente siempre es un plus a la hora de causar una buena impresión.

Dicho esto, preguntémonos ¿Te presentarías a una entrevista de trabajo con pantalones cortos, escote pronunciado o zapatillas sucias? ¿Irías con el cabello desaliñado? ¿Masticarías chicle o usarías ropa arrugada?, las respuestas a estas interrogantes parecen bastante claras y con solo un poco de sentido común podemos estar confiados en que lograremos causar una buena impresión, sin embargo, algunas pautas son un poco más sutiles. En este articulo te enseñaremos dos reglas de oro para elegir adecuadamente el vestuario para tu entrevista de trabajo.

Regla de oro #1: Si tienes dudas siempre opta por lo conservador.

El entorno en el cual se desarrolle el puesto para el cual estés optando siempre será el que dicte el código de vestimenta, no será lo mismo vestir para una entrevista para ejercer en una firma legal que para trabajar en una empresa de diseño o de ingeniería, aunque la elegancia y el sentido común siempre debe estar presente la sobriedad y lo conservador del atuendo dependerá de este entorno.

Atuendo de entrevista profesional para mujeres:                                    

  • Color sólido, traje conservador
  •  Blusa coordinada
  • Zapatos moderados
  • Joyería limitada
  • Aseado, peinado profesional
  • Calcetería marrón o liviana
  • Escaso maquillaje y perfume
  • Uñas cuidadas
  • Cartera o maletín

Atuendo de entrevista profesional para hombres

  • Color sólido, traje conservador
  • Camisa de manga larga blanca
  • Lazo conservador
  • Calcetines oscuros, zapatos profesionales
  • Joyería muy limitada
  • Aseado, peinado profesional
  • Uñas bien recortadas
  • Cartera o maletín

Regla de oro #2:  Vístete para la entrevista un nivel más formal de cómo lo harías para un día normal de trabajo. 

Los niveles de formalidad pueden ser una clara guía a la hora de seleccionar el atuendo perfecto para tu entrevista de trabajo. Intenta determinar que tan formal es la ropa que usarías a diario si obtienes el empleo.

Existen cuatros niveles  de formalidad posibles a la hora de vestir, los cuales detallamos a continuación:

  • Vestido de negocios clásico: Totalmente formal con cuidado de todos los detalles, requerido cuando en el puesto de trabajo exige el uso de traje todos los días.
  • Vestido de negocios: Se trata de un traje formal, pero más relajado, donde puedes tener un poco mas de expresión al seleccionar los detalles y colores. Generalmente usado para puestos mas administrativos en entornos formales, consultorías de negocios, posiciones académicas y/o técnicas.
  • Vestido Casual: es para cualquier entrevista en la que un traje completo se ve demasiado agresivo, de alto estatus o ambicioso. Piensa en lucir un blazer o una blusa elegante y buenos pantalones en lugar de un traje combinado. Planee llevar ropa de negocios informal para entrevistar a cualquier trabajo que requiera vestimenta profesional pero que rara vez espera trajes y corbatas.
  • Ropa de trabajo: en muchas industrias puede esperar algunas pruebas de habilidades prácticas a las que tendrá que vestirse específicamente: Construcción, carpintería, jardinería.

Por último te recomendamos que selecciones un vestuario el cual se adapte a la situación y te haga sentir cómodo, de esta forma trasmitirás confianza y podrás desenvolverte mejor durante la entrevista. 

Cuentanos ¿Ya tiene la vestimenta perfecta? aprovecha esa imagen y aprende a hablar con fluidez